La lucha interna que acabó con el proyecto del PK-35

El PK-35 posee una curiosa historia pues su creación se sitúa en una ciudad que actualmente no pertenece a Finlandia, sino a Rusia: Viborg (Viipuri en finés). El club se fundó inicial como ViPK (Viipurin PalloKerho) y jugó allí hasta 1939, momento en el que se inició la Guerra de Invierno y Viborg dejó de pertenecer a Finlandia. Una vez acabada la II Guerra Mundial, la dirigencia del club, que se había marchado a Helsinki, decidió seguir allí con la actividad del equipo y le cambió el nombre por el de PK-35. Si hace 77 años una guerra modificó toda la identidad, en 2016 ha sido otra ‘guerra’, esta vez dentro del vestuario, la que ha provocado un cambio radical en el club.

La plantilla de PK-35 al comienzo de 2016. Foto: pk35vantaa.fi

La plantilla de PK-35 al comienzo de 2016. Foto: pk35vantaa.fi

Antes de comenzar la temporada, el proyecto del PK-35 era ilusionante. Con Shefki Kuqi en el banquillo y Pablo Couñago, que había marcado 19 tantos en 2015, como líder en el campo su pretemporada fue bastante buena y muchos equipos destacaron entonces su juego combinativo. En los de de Vantaa se podía apreciar la influencia española: a los cuatro españoles que ya estaban en 2015 (Couñago, Caloi, Míguez y Vilaboa) se les unió Fernando Liñán. Además de eso en el staff técnico estaban presentes José Riveiro y Pablo Pérez Urtaza. Pero una vez comenzó la liga, la ilusiones se tornaron en pesadillas.

Kuqi vs Couñago

A mediadops de mayo, y tras 9 partidos disputados, el PK-35 había cosechado tan solo cinco puntos. Si los resultados no eran buenos, lo que sucedió de puertas hacia dentro fue lo que hizo explotar todo el proyecto. En ese momento salió a la luz la mala relación entre los Kuqi (Shefki y su hermano, y delantero del equipo, Njazi) y los españoles. Las desavenencias provocaron una reacción en cadena: el 23 de mayo rescidieron contraron tanto Riveiro como Pérez Urtaza y un día después la prensa señalaba que los españoles habían anunciado que no volverían a jugar con el equipo de Vantaa. Poco le pareció importar a Kuqi, que en Iltalehti señaló: “Pueden hacer lo que quieran”.

Con los españoles fuera, se podía presuponer que Kuqi seguiría en Vantaa al menos hasta final del temporada pues además de ser el entrenador posee un porcentaje del club. Pero nada más lejos de la realidad. El 3 de agosto el FC Inter Turku confirmó a Shefki como su nuevo entrenador además de fichar también a Njazi. Con ese movimiento, se cerraba el culebrón de PK-35. Una muestra del “cariño” que quedó entre los Kuqi y el grupo de españoles fue el tuit de Pérez Urtaza al confirmarse la marcha de Shefki y Njazi a Turku.

La última consecuencia de esta lucha han sido las sanciones impuestas por la Veikkausliiga al PK-35 por las rescisiones de los contratos de los españoles. Al equipo de Vantaa se le restarán seis puntos y no podrá fichar hasta el 20 de agosto, siempre y cuando pague la multa de 1200 euros también impuesta por la liga. El desenlace de todo esto ha pillado ya a todos los protagonistas de esta historia en otro sitio; Los Kuqi debutado en Turku, José Riveiro se fue a HJK y los futbolistas españoles han vuelto todos a casa: Caloi y Míguez al Coruxo, Liñán al Formentera y Vilaboa y Couñago al Alondras.

Anuncios

La Champions en Seinäjoki, breve pero histórica

La cita era histórica en Seinäjoki. La ciudad del oeste de Finlandia albergaba por primera vez un partido de Champions League y lo hacía en el nuevo OmaSP Stadion. Aunque la eliminatoria no llegara a Finlandia con un buen resultado, la gente estaba deseosa de vivir un acontecimiento que quién sabe si podrá volver a repetir. Por eso desde hora y media antes del partido los aledaños del estadio presentaban un buen aspecto; ayudó a ello sin duda el buen clima y la fan zone montada por el SJK.

El partido ya fue otra historia. Si en Bielorrusia el SJK apenas pudo hacer nada (victoria 2-0 del BATE), en cuanto sonó el pitido inicial los fineses fueron hacia portería rival y al minuto de juego ya habían provocado un córner. Pero ahí quedó el apretón y en cuanto el BATE puso el balón en tres cuartos de campo marcó el primer gol, obra de Karnitski (min. 10). Tras ello llegó una nueva tentativa de SJK de acercarse a la meta defendida por Veremko pero todos los esfuerzos tornaron en un segundo golpe; los visitantes aceleraron y Rios, con un zapatazo desde la frontal, puso el 0-2 en el marcador.

Para fortuna de los aficionados de Seinäjoki, que prácticamente llenaron el estadio (apenas había algunos asientos vacíos), el SJK pudo recortar distancias: tras un centro desde la derecha, Hradecky dejó el balón de cabeza a Tuco para que este reventara la red. Eso fue justo antes del descanso y tras la reanudación, con el mismo espíritu, los de Valakari lograron igualar el choque con un tanto de Roope Riski. Aunque la remontada en la eliminatoria era una quimera, la afición se vino arriba pero a SJK ya no le quedaba gasolina o capacidad para marcar más goles con lo que los últimos veinte minutos no tuvieron mucha historia.

Con el 2-2 final, el campeón finés se despidió de la Champions pero lo hace al menos con el buen sabor de boca de haber levantado el 0-2 inicial. Seinäjoki podrá decir orgullosa que en 2016 pudo oír el himno de la máxima competición europea en casa.

Un canario en el Rumpu 1×07: Líderes tras la primera vuelta

La Kolmonen del sureste ya ha llegado a su ecuador y tras nueve jornada disputadas, el Peltirumpu se encuentra como líder. En la última actualización, al Rumpu le quedaban dos encuentros para cerrar la primera vuelta y estos se saldaron con cuatro puntos más para nosotros. El primer choque nos llevó a Mikkeli para enfrentarnos al SavU, que celebraba su 70 aniversario. El partido comenzó bien para el Peltirumpu cuando a los 4 minutos se adelantó con un bonito tanto de ‘Emppu’ Hermunen. Tras ello, el equipo se dedicó a conservar la ventaja porque si bien no atacaba con mucha vehemencia, tampoco el rival inquietaba nuestra portería. Sin muchos sobresaltos, el encuentro llegó al pitido final con el 0-1 en el marcador.

IMG_0378 1

SavU-Peltirumpu

El segundo partido prometía más emociones, pues nos enfrentábamos a los segundos clasificados y sobre el papel otro de los favoritos para el ascenso: el PeKa de Karhula. El arranque del Peltirumpu fue inmejorable y a los 6 minutos mandaba por 2-0 con los tantos de Raatikainen y Lanu. Pero los visitantes no se rindieron y en la segunda mitad fueron capaces de empatar con un doblete de Liski con lo que el encuentro acabó en empate a dos.

Rumpu PeKa

Peltirumpu-PeKa. Foto: FB Repa Räikkönen

Si bien en el partido contra el PeKa no pude estar, frente al SavU si salí de titular y estuve en el campo hasta el minuto 60. Se ve que mis gemelos tienen menos aguante que un univesitario con el alcohol cuando le llegan sus primeros botellones. Pero lo importante aquí es el equipo y ahora que llega el parón de verano (se para la competición por tres semanas), la situación es inmejorable: primeros e invictos. Que siga así la cosa.

Clas Kolmonen

Clasificación Kolmonen sureste tras nueve jornadas

Historia de los fineses en la Copa de Europa: De HPS a SJK

Los grandes favoritos para ganar la próxima edición de la Champions League aún están de vacaciones pero la máxima competición europea ya ha echado a rodar. Uno de los equipos presentes en las primeras rondas será el SJK, el representante finés de este año en el torneo. Tras proclamarse campeón de liga en 2015, el conjunto de Seinäjoki debutará en Champions contra el BATE Borisov. De esta manera, el SJK se convertirá en el 16º equipo finlandés en jugar la Copa de Europa.

SJK BATE

SJK-BATE Borisov. Foto: http://www.sjk2007.fi

Desde la competición se creara en la temporada 55-56, solo cuatro veces ningún club finés estuvo presente en el torneo: Los tres primeros años de la Copa de Europa (del 55 al 58) y además en el curso 1959-1960 cuando el KuPS rechazó participar. El resto de ediciones han tenido algún equipo finlandés luchando por llegar lo más lejos posible. El primero en intentarlo fue el HPS (Helsingin Palloseura) en 1958 pero cayó eliminado en octavos de final por el Stade de Reims, equipo que llegaría aquel año hasta la final. Tras esa experiencia, 16 equipo han ido jugado el torneo con mayor o menor suerte.

Fineses Champions

Equipos finlandeses que han participado en la Copa de Europa

HJK y el sueño cumplido

De todos los finlandeses que han estado en la máxima competición europea, el HJK es el más exitoso. No solo por haber estado un mayor número de veces en Champions, sino por haber logrado el mayor logro de un finés en Champions: alcanzar la fase de grupos. Como ya está contado en este blog, el ‘Klubi’ logró en una ocasión superar todas las rondas previas. Fue en la temporada 1998-1999 cuando el HJK superó primero al FC Yerevan y después al Metz francés para luego enfrentarse a PSV, Kaiserslautern y Benfica en el que fue el grupo F de aquel año. Este año parece complicado que se repita, pero toda la suerte del mundo para el SJK.

Un canario en el Rumpu 1×06: Ni un paso atrás

Mientras Europa entera está pendiente de la Eurocopa, en Finlandia las competiciones ligueras no tienen descanso. Y desde la última actualización, el Peltirumpu sigue sin conocer la derrota tras haber disputado tres partidos más. El primero de ellos nos llevó a Lappeenranta para enfrentarnos al LappeenJK, una de las sorpresas de la temporada al estar hasta ese momento como líder junto a nosotros. El ‘Rumpu’ salió a Sammonlahti enchufado desde el primer minuto y dominó toda la primera parte pero no materializar las ocasiones le penalizó. El encuentro se fue al descanso con 1-1 en el marcador y en la segunda parte el juego dejó de tener la fluidez de la primera mitad y el empate se mantuvo hasta el pitido final. 

DSC_0012-678x381

LappeeJK-Peltirumpu. Foto: http://www.lappeenjk.fi

Tras el punto logrado fuera de casa, el siguiente partido era contra el IPS en Lehtomäki. Pese a la evidente diferencia de calidad, al Peltirumpu le costó entrar en el partido y el 0-0 siguió en el marcador hasta pasada la hora de partido. Después del tanto de Toni Marttila en el 67′, los de Imatra no cambiaron ni un ápice su estrategia (bien colocados atrás, sin correr ni un solo riesgo) por lo que la sentencia no llegó hasta el 90′ con el gol de Niko Harjula. 2-0 más sufrido de lo esperado pero que nos mantenía en lo más alto.

20160608_204918

Peltirumpu-IPS. Foto: http://www.fcpeltirumpu.com

El último partido antes del primer parón veraniego (después del 15.6 no volvemos a jugar hasta principios de julio) enfrentó al Peltirumpu y al Kultsu/2. Al igual que contra IPS, el juego del equipo no parecía fluir y eso que en esta ocasión el rival era aún más flojo. Al ser el segundo equipo del Kultsu de Joutseno (que juega en Kakkonen), este está formado en su mayoría por juveniles por lo que en cualquier choque o lucha, el balón era para el ‘Rumpu’. Todo se solucionó al comienzo de la segunda parte, cuando por fin los tiros cogieron portería y en 15 minutos el choque estaba resulto con los tantos de Kujala, Lanu y Pulkkinen. Con el triunfo, nos quedamos con 17 puntos tras siete partidos disputados y líderes en solitario a expensas de lo que haga el MiPK, que podría igualarnos si vence en casa al STPS.

En lo personal, añadimos 105 minutos más de juego a la estadística (60 contra LappeeJK y 45 frente a Kultsu). Pena que por un fallo al tirar la línea llegara el gol rival en Lappeenranta pero en el choque contra los de Joutseno estuve sorprendentemente preciso en los pases. Al tener minutos contra IPS tuve la opción de jugar con el segundo equipo del Peltirumpu, el Rumpu FC que juega en Kutonen (séptima división). En un partido que bien puede ser convalidado como ‘solteros contra casados’, le ganamos 8-2 al MyPa FC y Finlandia presenció el primer gol de Hernández Seppänen. Quién lo hubiera dicho.

Un canario en el Rumpu 1×05: Luchando en lo más alto

Continúa la temporada del grupo sureste de la Kolmonen y el Peltirumpu, después de cuatro partidos disputados, continúa líder. De nuevo, el ‘Rumpu’ tuvo que disputar dos encuentros casi seguidos (sábado y miércoles), haciendo que uno empiece a comprender tanta habladuría con el tema de los horarios (Mourinho, ahora entiendo tu lucha). El primero de los duelos nos llevó a Mikkeli, donde rendimos visita al MiPK. El gran problema que tuvo el Peltirumpu fue la convocatoria, pues por distintas razones el entrenador Marttila solo tuvo disponibles a 13 jugadores. Pese a ello, el equipo salió muy bien al Hänninkenttä y a la media hora ganaba por 0-2 con goles de Räikkönen y Raatikainen (pen.). Solo un pequeño despiste permitió al equipo local recortar distancias antes del descanso. Lo mismo ocurrió en la reanudación, cuando el MiPK empató a los 66 minutos. Tras eso, el ‘Rumpu’ cogió de nuevo el mando del partido y pudo ganar, pero las claras ocasiones de Raatikainen y Hermunen se fueron al limbo y el choque acabó en empate a dos. 

12871476_10209775505092259_4747065009692160638_n

Peltirumpu-HaPK. Foto: FB Repa Räikkönen

Después de dejarse puntos por primera vez en liga, nos tocó enfrentarnos al HaPK de Hamina en Lehtomäki. Desde un primer momento se notó la superioridad del Peltirumpu y aunque el gol tardó un poco en llegar, el partido siguió siempre el ritmo que impuso el equipo local. Antes del descanso, el marcador ya reflejaba un 3-0 y cuando el árbitro pitó el final la ventaja se había ampliado hasta el 5-0 (Pulkkinen x2, Raatikainen, Räikköinen y Marttila). La cómoda victoria se vio empañada por la lesiones del lateral Jussi Mäkela y Tomi Räikkonen, de las que aún se desconoce el tiempo de baja. Por mi parte, frente a MiPK estuve 70 minutos en el campo y contra HaPK estuve todo el tiempo en el banquillo disfrutando del triunfo. Lo importante son los tres puntos y liderato, y en el estaremos al menos hasta que nos enfrentemos al Lappe JK el 01/06.

 

 

Stadin Derby

Cuando estás 43 años sin poder jugar contra el rival de tu ciudad, recuperar ese partido supone algo muy grande y esa fue la espera que sufrieron los dos grandes clubes de Helsinki, HJK y HIFK, hasta la temporada pasada. Si 2015 supuso el reencuentro, 2016 confirmó que el ‘Stadin Derby’ que nada tiene que envidiar, al menos en cuanto a sentimiento, a choques de ligas más potentes que la finlandesa. Ya en los aledaños al estadio se podía comprobar que este no es un partido cualquiera. Policía por todos lados, todos preparados para el momento álgido: el instante en el que ambos frentes apenas se distancian por 50 metros. Mientras los del HJK cruzan para llegar hasta los accesos del fondo sur, los ultras del HIFK esperan. Si respecto a seguridad puede ser una decisión cuestionable (más aún sabiendo que hubo 11 detenciones por una pelea entre aficionados horas antes del partido), visualmente es un buen espectáculo.

Ya dentro del estadio, el ambiente antes del pitido inicial era igual de bueno. Ya desde días antes se avisó que todas las entradas estaban vendidas y eso unido a los tifos de ambos fondos formaron una atmósfera muy vistosa. Una vez acabados los prolegomenos, los protagonistas pasaron a ser los jugadores de ambos equipos.

El primer cuarto del choque fue una auténtica locura. En menos de dos minutos, Morelos adelantó a HJK con un buen remate de cabeza pero prácticamente acto seguido fue HIFK quién logró marcar por medio de Terävä. Pero el ‘Klubi’, como afirma el dicho, pegó primero y pegó dos veces: Odu controló un balón en largo, regateó a su defensor y tras dejar sentado también al portero marcó el 2-1 a puerta vacía. En toda esta locura anotadora hay que darle también ‘mérito’ a las defensas, que no estuvieron precisamente inspiradas.

Momento partido

Tras la tempestad llegó la calma al juego y durante el resto del primer período y parte del segundo, el partido apenas tuvo movimiento u ocasiones. Fue de nuevo en la recta final, con HIFK volcado en ataque, cuando volvió la emoción. Morelos pudo establecer el 3-1 pero fueron los ‘Tähtirinnat’ quienes a punto estuvieron de igualar el marcador: primero Dähne salvó a HJK con un paradón a Sihvola y en la última acción del choque, Aho mandó el balón al lateral de la red cuando ya había superado por alto a sus rivales. Así pues, HJK por fin pudo ganar 44 años después el ‘Stadin Derby’ pues el año pasado ambos choques acabaron en empate. La felicidad en la lado blanquiazul estaba justificada.

HJK celebrando